Saltar al contenido

¿Por qué las aves no se electrocutan?

¿Por qué las aves no se electrocutan?
5 (100%) 5 votes

¿Se ha preguntado alguna vez por qué los pájaros sentados en las líneas eléctricas no se electrocutan? Siempre se nos dice de niños que nos mantengamos alejados de los cables eléctricos y las tomas de corriente (¡y con razón!). Pero ¿cómo pueden las aves sentarse en los cables eléctricos sin recibir una descarga eléctrica?. La electricidad puede ser muy peligrosa. Una descarga eléctrica que llega al corazón de un ser humano durante unos segundos es suficiente para interrumpir el ritmo natural del corazón, causando serios problemas a los otros órganos del cuerpo.

Por eso se nos dice que no pongamos los dedos en enchufes, que no clavemos un cuchillo en una tostadora y que no toquemos los cables eléctricos que llevan la electricidad a nuestras casas. Pero, si estos cables de energía son tan peligrosos, ¿cómo es que las aves pueden sentarse en ellos sin recibir una descarga eléctrica?. Todo se debe a cómo la electricidad viaja a través de las cosas

¿Por qué las aves no se electrocutan en el cable de tensión?

por qué las aves no se electrocutan
Por qué las aves no se electrocutan en el cable de tensión

La manera de recordar cómo la electricidad viaja de un punto a otro (como a lo largo de un cable), es que la electricidad es increíblemente perezosa ¡siempre tomará la ruta más fácil!. En física decimos que la electricidad (o corriente) viaja desde el punto de mayor potencial hasta el de menor potencial.

En un alambre, un extremo del alambre tiene un potencial diferente al otro, por lo que la electricidad quiere viajar a lo largo de él. Como las dos patas del ave están en el mismo cable, no hay diferencia de potencial entre ellas (imagínese al ave como una parte plana de la montaña, donde la bola no caerá hacia arriba o hacia abajo de la montaña). La electricidad preferirá seguir viajando por el alambre, en lugar de pasar a través del ave.

Nuestros cuerpos y los cuerpos de los pájaros, por otro lado, ofrecen mucha resistencia a la electricidad que baja por ellos. Por lo tanto, la electricidad seguirá viajando preferentemente por el alambre, ya que es una ruta más fácil de tomar, en lugar de pasar a través del ave. Es por estas razones por las que nuestros amigos emplumados pueden sentarse felizmente en los cables de alta tensión sin ser impactados.

Un pájaro no es un buen conductor de electricidad

Las aves pueden sentarse en las líneas eléctricas porque la corriente eléctrica esencialmente ignora la presencia del ave y continúa viajando a través del alambre. El cuerpo de un pájaro no es un buen conductor de electricidad. La electricidad, al igual que el agua, fluye utilizando la menor cantidad de resistencia posible. En las líneas de energía eléctrica, la electricidad fluye a lo largo de cables de cobre. El cobre es un excelente conductor de electricidad ya que permite que la electricidad fluya fácilmente a lo largo de su superficie.

Un ave, por otro lado, está hecha de células y tejidos. Estas células y tejidos no proporcionan a la electricidad en el alambre una ruta más fácil de viajar que la que ya tiene. Debido a que el cuerpo de un ave no es un buen conductor de electricidad, la electricidad esencialmente ignora al ave en el cable y continúa viajando a lo largo del cableado de cobre hasta su destino.

Situaciones impactantes

Si bien las aves pueden sentarse en los cables de las líneas eléctricas y ser esencialmente seguras, no tendrán tanta suerte si tocan el cable y otros objetos al mismo tiempo. Si el segundo objeto es un cable de conexión a tierra eléctrico o un segundo cable que lleva otro voltaje, la diferencia de voltaje causa un flujo de corriente a través del ave entre los dos cables. La electricidad viaja de un lugar de alto voltaje a bajo voltaje, así como el agua viaja de alta elevación a baja elevación.

Un ave, o cualquier cosa viviente, que toca un cable (donde la electricidad se mueve de alto voltaje a bajo voltaje) y también toca un objeto metálico conectado a tierra (un lugar sin voltaje) crea un camino que permite que la electricidad viaje a través de ese cuerpo y hacia el lugar sin voltaje. Cuando la electricidad viaja a través de un cuerpo de esta manera, se produce una electrocución y el ave puede morir.

En conclusión

La razón por la que las aves no se electrocutan mientras están en los cables de tensión es que las dos patas de las aves tienen el mismo potencial, por lo que la electricidad no fluye a través de ellas. En segundo lugar, el ave ofrece mayor resistencia a la electricidad que pasa a través de ella que el cable de alimentación, por lo que la electricidad viajará a través del cable de alimentación. Mientras los pájaros no toquen nada más, como el suelo u otro cable de alimentación, continuarán sentados allí, observándonos, ¡tratando de ver gusanos para su desayuno!

Te puede interesar: