La esterilización puede cambiar el comportamiento de los gatos de muchas maneras. Se pueden observar cambios tanto en gatos machos como en hembras. Un gato esterilizado será más tranquilo y menos activo.

Menos peleas de gatos

Los problemas de comportamiento relacionados con el período de calor y marcar su territorio por parte de los machos deben detenerse después de la esterilización. Menos peleas de gatos. Típicamente, los gatos machos que no son castrados entran en peleas debido al hecho de que el gato defenderá su territorio.

Comportamiento de un gato esterilizado

Comportamiento de un gato esterilizado

Las peleas también pueden ser para llamar la atención de un gato hembra que está en celo. El instinto de luchar está presente en los machos maduros, pero si el gato es castrado, ya no se interesará en el apareamiento y no será territorial. Un gato esterilizado puede pasar más tiempo en casa y durmiendo teniendo un comportamiento más silencioso

Conducta más tranquila

La esterilización hará que los gatos machos y hembras sean más silenciosos. Las hembras tienden a ser muy vocales, especialmente durante el periodo de apareamiento. Los gatos esterilizados son más tranquilos y no mostrarán diferentes problemas de comportamiento relacionados con el periodo de apareamiento, como agresividad, arañazos o masticación.

En su lugar, el gato concentrará su energía hacia el dueño será más cariñoso y probablemente pedirá más atención.

Dejaran de marcar su territorio

Los gatos que no son castrados, especialmente los gatos machos, tienden a rociar para marcar su territorio y comunicarse con otros gatos machos o hembras. Una vez esterilizada, el comportamiento se detiene. Menos del 10% de los gatos esterilizados continúan rociando.

Pasaran más de su tiempo en el asea personal

Los gatos castrados pasan más tiempo arreglándose porque ya no están buscando a otros gatos con los que aparearse.

Un gato esterilizado asignará tiempo diariamente para el aseo personal. Típicamente, el gato toma una siesta después de cepillarse. Si un gato no es castrado, puede descuidar el aseo y puede tener un pelaje más sucio, pelo enredado e incluso infecciones de la piel.

Patrones de sueño modificados

Un gato esterilizado tendrá patrones de sueño modificados. Es probable que duerma más y sea menos activo. Esto se debe a la falta de necesidad de aparearse, lo que típicamente impulsa al gato a ser más activo. Este comportamiento puede llevar a un estilo de vida sedentario y a la obesidad. Por esta razón, usted tendrá que modificar la dieta del gato o dedicarse a algunas actividades de entretenimiento para prevenir la obesidad.

Sin cambios importantes en la personalidad

Después de la esterilización, un gato se volverá más cariñoso y menos activo, pero su personalidad seguirá siendo la misma. Si el gato es independiente, será el mismo después de la esterilización. Un gato feliz no se volverá de repente sombrío después de la esterilización; seguirá siendo el mismo gato feliz, pero quizás un gato más perezoso.

La esterilización es un procedimiento sencillo que consiste en extraer los testículos o los ovarios (y el útero) del gato. El procedimiento tiene muchos beneficios para la salud y también reducirá el número de gatitos no deseados.

Te puede interesar:

Artículos relacionados

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Leer Más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar