Saltar al contenido

Perros con parvovirus – Síntomas – Tratamiento

Perros con parvovirus – Síntomas – Tratamiento
5 (100%) 5 votes

Debemos saber que es una enfermedad viral altamente contagiosa que puede producir una enfermedad potencialmente mortal. El virus ataca las células que se dividen rápidamente en el cuerpo de un perro, afectando gravemente al tracto intestinal. El parvovirus también ataca los glóbulos blancos, y cuando los animales jóvenes están infectados. El virus puede dañar el músculo cardíaco y causar problemas cardíacos de por vida.

Perros con parvovirus

Perro con parvovirus
Perro con parvovirus

¿Cuáles son los síntomas de un perro con parvovirus?

Los síntomas generales del parvovirus son. Letargo, vómito severo, pérdida del apetito y diarrea sanguinolenta y de mal olor que puede llevar a una deshidratación potencialmente mortal.

¿Cómo se diagnostica a un perro con parvovirus?

Los veterinarios diagnostican el parvovirus sobre la base de signos clínicos y pruebas de laboratorio. La prueba de inmunoabsorbencia se ha convertido en una prueba común para el parvovirus. El kit de prueba se utiliza para detectar parvovirus en las heces de un perro y se realiza en el consultorio del veterinario en unos 15 minutos. Debido a que este examen no es 100% sensible o específico, tu veterinario puede recomendar exámenes y análisis de sangre adicionales.

¿Cómo se transmite el parvovirus?

El parvovirus es extremadamente contagioso y puede ser transmitido por cualquier persona, animal u objeto que entre en contacto con las heces de un perro infectado. Altamente resistente, el virus puede vivir en el medio ambiente durante meses y sobrevivir en objetos inanimados como recipientes de comida, zapatos, ropa, alfombras y pisos. Es común que un perro no vacunado contraiga parvovirus de las calles, especialmente en áreas urbanas donde hay muchos perros.

¿Cómo se puede prevenir el parvovirus?

Tu puedes proteger a tu perro de este asesino potencial asegurándote de que estás al día con sus vacunas. El parvovirus debe ser considerado una vacuna básica para todos los cachorros y perros adultos. Una vacuna común, llamada “5 en 1”. Protege al cachorro contra el moquillo, la hepatitis, la leptospirosis, el parvovirus y la parainfluenza.

¿Qué perros son propensos al parvovirus?

Los cachorros, perros adolescentes y caninos que no están vacunados son más susceptibles al virus. El parvovirus canino afecta a la mayoría de los miembros de la familia canina (lobos, coyotes, zorros, etc.). Las razas de mayor riesgo son: Rottweilers, Doberman pinschers, Labradores, American Staffordshire terriers y pastores alemanes.

Cómo tratar un perro con parvovirus

Aunque todavía no hay medicamentos disponibles que puedan matar el virus. El tratamiento es generalmente sencillo y consiste en un cuidado de apoyo agresivo para controlar los síntomas y reforzar el sistema inmunológico de tu perro para ayudarle a ganar la batalla contra esta peligrosa enfermedad. Los perros infectados con parvovirus necesitan tratamiento intensivo en un hospital veterinario, donde recibe. Antibióticos, medicamentos para controlar el vómito, líquidos intravenosos y otras terapias de apoyo. Si tu perro se somete a este tratamiento, prepárate para un gasto considerable, la estancia media en el hospital es de unos 5-7 días.

Ten en cuenta que el tratamiento no siempre tiene éxito, por lo que es especialmente importante asegurarse de que tu perro esté vacunado.

Tratamiento casero

Debido a que el parvovirus es una enfermedad tan grave, no se recomienda intentar el tratamiento casero, incluso con la mejor atención veterinaria, esta enfermedad suele ser mortal.

Cuándo es hora de ver al veterinario

Si nota que tu perro está experimentando vómitos intensos, pérdida de apetito, depresión o diarrea sanguinolenta, pónte en contacto con tu veterinario inmediatamente.

Otros problemas de salud con estos mismos síntomas

Un cachorro con una diarrea sanguinolenta podría tener un problema parasitario. Un virus distinto del parvovirus, una colitis por estrés o haber comido algo que no concuerda con él o herido y bloqueado su tracto digestivo. Es crucial que veas a tu veterinario para un diagnóstico preciso.

Te puede interesar: