Pasa unos minutos con tu perro y es probable que percibas un olor en su aliento y quizas diras mi perro tiene mal aliento y preguntaras porque. Los perros no son tímidos, tampoco son conocidos por sus bocas de olor fresco. Pero el mal aliento no es sólo algo desagradable para ti, puede significar algo serio para tu cachorro.

A veces un simple cepillado de los dientes puede ser suficiente, pero otras veces, el mal aliento es la señal de un problema más grave que requiere atención veterinaria. Aprende las causas comunes del mal aliento en los perros para que puedas proteger a tu amigo de cuatro patas.

7 Razones por las que mi perro tiene mal aliento

mi perro tiene mal aliento

Mi perro tiene mal aliento

1- Enfermedad renal

Las enfermedades metabólicas como la insuficiencia renal pueden causar mal aliento. De hecho, una disminución en la función renal puede hacer que el aliento de un perro huela a amoníaco.

Los productos de desecho que normalmente son eliminados por los riñones se acumulan en el torrente sanguíneo y luego aparecen en la respiración de los individuos afectados.

2- Enfermedad dental o de las encías

El mal aliento (conocido médicamente como halitosis) en los perros puede ocurrir cuando tu perro tiene una afección dental, desde una enfermedad o infección de las encías hasta la caries dental.

Muchas veces se puede levantar el labio del perro, mirar sus encías y ver que están muy rojas e inflamadas. Puedes ver el sarro acumularse en los dientes. Sin embargo, observa que algunos problemas no se pueden ver, incluyendo cavidades debajo de la línea de las encías.

Aunque tu veterinario busca signos obvios de enfermedad dental durante el chequeo anual de tu perro. Es una buena idea hacer una cita entre visita y visita si sospecha un problema dental.

3- Una sustancia tóxica

Todos los perros son diferentes, pero hay una suposición común de que algunos perros comen cualquier cosa, incluyendo cosas que son malas para ellos. A veces es verdad.

Hay un número entero de sustancias tóxicas ahí fuera, y si huelen mal, eso podría causar que un perro tenga mal aliento al mismo tiempo. Si sospechas que tu perro ha ingerido una toxina potencial. (Por ejemplo, anticongelante o un rodenticida), llama al veterinario inmediatamente, ya que es posible que necesite atención de emergencia.

4- Diabetes

La diabetes, específicamente la cetoacidosis diabética, también puede hacer que el aliento de un perro huela raro, dándole un olor dulce, casi afrutado. La diabetes incontrolada también puede “suprimir el sistema inmunológico, permitiendo que las bacterias en la boca crezcan sin control.

5- Sustancias extrañas

Desafortunadamente, los perros comen muchos artículos no comestibles que no son buenos para su cuerpo o su respiración. Huesos, anzuelos de pesca y palos todos causan mal aliento en los perros. Esos objetos pueden quedar atascados en la boca o los dientes de un perro.

Barghusen está de acuerdo en que los perros a veces comen cosas bastante indeseables. “Comer cosas asquerosas como heces y animales muertos hace mucho tiempo también pueden causar un mal aliento”.

6- Alimento

Aunque la basura u otras sustancias no aprobadas pueden hacer que el aliento de Tu cachorro huela mal, ni siquiera los alimentos y golosinas aprobados para perros siempre refrescan el aliento.

La comida seca y la comida húmeda tienen tanto ventajas como desventajas cuando se trata de cómo afectan el aliento; algunos tipos de comida seca pueden ser mejores para los dientes y ayudar a mantener la boca limpia en general, pero la comida húmeda tiene más agua que también es buena para la boca de un perro.

Si te preocupa que simplemente la comida de tu perro sea la causa del mal aliento. Puedes trabajar con tu veterinario para encontrar la mejor opción para tu perro.

7- Tumores orales

Los dientes y las encías de tu perro no son las únicas áreas de preocupación. Cuando se trata de posibles causas del mal aliento. Los tumores orales son otra causa potencial debido al hecho de que su crecimiento a menudo es demasiado rápido para que los vasos sanguíneos se mantengan a la par, causando así áreas muertas. Las bacterias entonces se apoderan de las áreas muertas. Y esa bacteria es a menudo lo que causa un olor fétido.

Los tumores orales pueden variar en forma y tamaño. Por lo que si tu notas cualquier masa o decoloración en la boca de tu perro, deben ser examinados por un veterinario.

Te puede interesar:

Artículos relacionados

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Leer Más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar