Puedes apreciar el saludo baboso que tu perro te da a tu regreso del trabajo todos los días, pero. ¿Alguna vez te has preguntado la razón detrás de ello?. Los perros lamen a sus dueños, a otros perros y a ellos mismos por una variedad de razones que van desde el amor y la sumisión a una posible condición médica. Las siguientes son razones comunes por las que tu perro podría estar ofreciendo besos caninos.

Por qué los perros lamen – Respuesta

Por qué los perros lamen

Por qué los perros lamen

1- Sabes bien

Nos parece asqueroso, pero nuestra piel sudorosa y salada puede ser intrigante para los perros, que tienden a explorar el mundo con la boca y se sienten reconfortados por el olor de sus cuidadores o dueños. Es la misma razón por la que a menudo nos roban calcetines y ropa interior. Esto, combinado con la atención resultante y las endorfinas descritas a continuación, hace que los batidos sean sabrosos y gratificantes para nuestras mascotas.

2- Por mostrar sumisión

Su perro podría estar lamiendo para mostrar sumisión, especialmente si está lamiendo el hocico de otro perro. Según el ex columnista y veterinario de AKC Family Dog Nicholas Dodman. Los cachorros salvajes lamen la boca de su madre como una señal para que ella regurgite la carne que ha cazado y como una forma de demostrar subordinación. Tiene sentido, entonces, que los perros domesticados usen este comportamiento instintivo al interactuar con otros perros (o humanos) que consideran superiores a ellos.

3- Algun problema medico o conducta

Los perros que lamen repetidamente un determinado lugar pueden estar sufriendo de un problema que necesita la intervención de un especialista, incluyendo ansiedad o trastorno obsesivo-compulsivo. Además, los perros que se lamen los pies con frecuencia pueden estar tratando de resolver una comezón persistente causada por las alergias. Los perros que lamen su área anal frecuentemente podrían estar sufriendo de alergias o necesitarán que se les expresen las glándulas anales.

Si notas que tu perro se está lamiendo obsesivamente a sí mismo, a una persona o a un objeto (por ejemplo, sábanas de cama). Habla con un veterinario, quien puede recomendar tratamiento médico o una consulta con un especialista en comportamiento.En la mayoría de los casos, simplemente agradece que tu perro parezca disfrutar de tu compañía y expresa su afecto de esta manera típica de la especie. Obviamente ambos te respeta y te ama. Disfruta los momentos.

4- Recompensados

Piensa en la última vez que tu perro te lamió y cómo respondiste? ¿Bajaste la mano y le diste un rasguño? ¿Ofrecerle comida? Dile algo (aunque sea algo como:”Deja de lamerme, ¿que quieres?”). Todas estas acciones son formas de refuerzo positivo mostrarle a tu perro que lamiéndole recibirá alguna forma de atención, animándole a continuar el comportamiento en el futuro. Además, cuando un perro lame, libera endorfinas (la hormona de “sentirse bien”), que aumenta la recompensa.

Artículos relacionados